Síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia son los cambios físicos, y más que todo, psicológicos que presenta una persona al dejar de consumir alguna sustancia a la cual es adicta.  Sin duda alguna siempre se piensa en drogadictos.  Adictos a la marihuana, a la cocaína o al tabaco. Pero realmente va mucho más allá.

Personas con altos consumos de azúcares pueden presentar síntomas como dolores de cabeza, decaimiento e incluso bajas en la tensión al no consumirlas. También se asocia la violencia de los videos jugadores al no tener acceso a su juego favorito durante un plazo de tiempo extenso.

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards

Tipos de abstinencia

El síndrome de abstinencia depende del tipo de sustancia a la que está sometida la persona y también al tiempo. Por ejemplo, se presenta en un cuadro agudo cuando apenas se interrumpe el consumo de dicha sustancia.

Es posible que la abstinencia produzca un efecto contrario al que producía la sustancia como tal. Si un adicto a la cocaína deja de consumirla, en vez de tener hiperactividad, podría darle un decaimiento.

Los dos tipos de síndrome de abstinencia son:

-Síndrome de abstinencia tardío: Son los problemas de salud física y psicológica producidos por las alteraciones del sistema nervioso. Especialmente al no recibir las dosis como de costumbre.

-Síndrome de abstinencia por condicionamiento: Este se da cuando la persona es estimulada por factores externos a consumir de nuevo la sustancia o a repetir el comportamiento como de costumbre.  Por ejemplo, al pasar por la licorería en donde acostumbraba beber con sus amigos o al encontrarse con el mismo grupo de personas que bebían con él.  Por esta razón es muy común que recaiga en los hábitos anteriores.

¿Qué pasa en el organismo?

Síndrome de abstinencia

Al tener alguna adicción a una sustancia o un comportamiento que genere placer, alegría o satisfacción, se crea  en el cerebro una necesidad de repetirla. Básicamente, estas sustancias o comportamientos generan neurotransmisores. Estos se encargan de activar el centro de recompensa en el cerebro dándole un estado gratificante al cuerpo.

Llega un punto en el que el organismo se acostumbra a la cantidad de dicha sustancia y comienza a pedir más.  A este fenómeno se le llama “tolerancia”. Por esta razón, el cerebro induce a un posible nerviosismo y paranoia al adicto para conseguir un mayor consumo.

Finalmente, al cortar abruptamente el flujo constante de esta sustancia al organismo, el cerebro comienza a enviar sensaciones negativos para volver a ella.

Pasado un tiempo, llega un punto que se crea una dependencia psicológica y física creando una adicción. Cuando no se tiene esa dependencia, comienzan los síntomas físicos y psicológicos.

Síntomas del síndrome de abstinencia

Los síntomas siempre van a depender de la persona y la sustancia. Por ejemplo, cuando se inhibe al cuerpo el consumo normal de cocaína. Ahí se presenta un decaimiento constante, depresión, instintos suicidas y alucinaciones.

Por otra parte, los síntomas del tabaco podrían ser: un mal humor e irritabilidad, dolores de cabeza y mareos, pérdida del sueño y mayor apetito.

Por último, al no recibir alcohol. Aunque sea en pequeñas cantidades, en menos de 48 horas ya se presentan los síntomas. Los primeros indicios de que son dependientes de alcohol y están presentando abstinencia son. Por ejemplo, Mareos, vómitos, dolor de cabeza y la necesidad de recurrir nuevamente a esta sustancia.

Pero luego de unos días, el paciente podría sentir desorientación y depresión, sudoración excesiva y hasta podría ponerse más violento e irritable de lo normal.

Prevención del síndrome de abstinencia

Como únicos métodos preventivos aconsejable son: mantener tu tiempo ocupado y evitar estímulos que lo inciten a recurrir nuevamente a las conductas adictivas.

El síndrome de abstinencia puede ser más peligroso de lo que se piensa. Un mal tratamiento a un adicto podría deteriorar su salud física y psicológica. Además, podría poner en riesgo la vida de los demás. Es aconsejable que si usted tiene un familiar adicto a alguna sustancia. Especialmente averigüe los centros de atención médica de su localidad.  Por último, nunca intente inhibir el consumo de dicha sustancia por su cuenta, esto podría ser riesgoso para ambos.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies