Sindrome de Fournier

El Sindrome de Fournier. También conocido como gangrena de Fournier, aparece a raíz de una infección a nivel bacterial que provoca muerte celular. Especialmente en la región genital masculina. Sin embargo, puede aparecer en mujeres niños y ancianos con cuadros clínicos debilitados.

Causas del sindrome de Fournier

El síndrome es causado por la proliferación de la bacteria Escherichia coli. Además de otros microorganismos como, estafilococos, bacterias entéricas y estreptococos. Su ocurrencia se ha relacionado con factores como:

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards
  • Falta de higiene
  • Obesidad mórbida
  • Trombosis y mala circulación sanguínea en la región genital
  • Lesiones con formación de hematomas
  • Diabetes
  • Pliegues en la piel que acumulan bacterias
  • Cirrosis, debida al consumo excesivo de drogas y bebidas alcohólicas
    Elevado consumo de antibióticos

Síntomas del sindrome de Fournier

 

Al inicio del síndrome se presentan edema y eritema súbitos. Luego ocurre el oscurecimiento del área genital que puede convertirse en  una gangrena. El olor es muy fuerte y desagradable debido a que la infección provoca la muerte de algunas células. Generalmente se produce un enfisema subcutáneo.

El Síndrome de Fournier produce un dolor intenso e hipersensibilidad en los genitales. De hecho, es común sentir un malestar generalizado y el dolor empeora con el calor. A mayor necrosis, mayor los efectos sistémicos. En líneas generales los síntomas del síndrome son:

  • Fiebre
  • Astenia
  • Dolor de cabeza
  • Dolor y sensibilidad en los genitales
  • Gangrena
  • Vómitos
  • Alteraciones mentales
  • Taquipnea (aumento de frecuencia respiratoria)
  • Crepitaciones subcutáneas (crujido causado por la presencia de aire atrapado bajo la piel)
  • Drenaje purulento de ciertos fragmentos de tejidos

Diagnóstico del sindrome de Fournier

Por tener síntomas fácilmente perceptibles por el paciente, la gangrena de fournier normalmente es diagnosticado desde el inicio. El medico debe evaluar la historia médica del paciente en cuanto a hábitos y enfermedades del portador. También, solicitará exámenes físicos y de laboratorio para diagnosticar la infección.

Serán incluidos en los exámenes los procedimientos como la palpación cuidadosa de la región genital y perianal. Además, un examen de toque rectal. Si el paciente presenta heridas y tejidos blandos también deben ser chequeados, así como la sensibilidad en estos sitios deberá ser tomada en cuenta. Para definir el diagnostico también se utilizan Hemogramas, pruebas de la función renal, electrolitos, ultrasonografía y tomografía computadorizada.

Tratamientos para el sindrome de Fournier

Es primordial que los tratamientos para el Síndrome de Fournier sean indicados por un urólogo en el caso de los hombres y por un ginecólogo en las mujeres. Normalmente el tratamiento del síndrome se lleva a cabo con el auxilio de antibióticos. Especialmente, amoxicilina, penicilina, clindamicina, cefalosporina y metronidazol. Administrado vía oral o endovenosa.

Para alcanzar resultados satisfactorios, el tratamiento debe ser seguido de manera estricta, la automedicación no se recomienda en lo absoluto. Por lo que, para alcanzar los resultados satisfactorios, el tratamiento debe ser seguido de manera estricta. De no ser así, puede empeorar considerablemente el cuadro clínico del paciente.

El síndrome de tiene pronósticos favorables y con elevados chances de curación. Especialmente si se diagnostica de forma precoz y se trata de manera adecuada, Solo se evalúan los procedimientos quirúrgicos en los casos muy avanzados de la enfermedad.

Con el fin de evitar que la infección se propague por otras partes del cuerpo, el tejido muerto deberá ser retirado por medio de cirugía. Particularmente en caso de complicaciones, el intestino y la vejiga pueden verse comprometidos. Por lo que, será necesario el uso de bolsas recolectoras de orina y heces.

También se requerirá cirugía cuando la infección sea en la región testicular, y el uso de medicamentos no surta efecto. En este caso hay que acudir a la operación y el órgano debe ser removido. Por lo cual en la mayoría de los casos los hombres necesitaran acompañamiento psicológico para aceptar este cambio en su cuerpo.

La prevención contra el Síndrome de Fournier se realiza principalmente con la higiene de la región genital. Personas con predisposición para el síndrome como diabéticos, obesos, consumidores de alcohol y drogas, deben realizar visitas periódicas al médico para evitar la proliferación de las bacterias que causan esta infección.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies