Síndrome de Meniere

El síndrome de Meniere, es un trastorno caracterizado por la afección del oído interno que genera complicaciones en el organismo. Especialmente en lo referente al equilibrio y la audición.

Causas del síndrome de Meniere

Prosper Meniere, un médico francés. Este, fue el primero en describir la enfermedad. Sin embargo, la causa exacta de la enfermedad es desconocida, pero se cree que el exceso de líquido dentro del oído interno que controlan el equilibrio y la audición puede ser un factor determinante para su detección

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards

Este fluido, llamado endolinfa, envía señales al cerebro relativas a la audición y el equilibrio. Demasiado fluido puede causar un edema en el oído interno. Se cree que este edema distorsiona la información enviada al cerebro. Causando los síntomas de la enfermedad de Meniere.

Síntomas del síndrome de Meniere

La enfermedad de Meniere implica normalmente una combinación de estos síntomas: Mareo o vértigo, un mareo extremo que impide a quien lo padece estar de pie o sentarse. De hecho, a menudo con náuseas y vómito. También campanilleo o ruido en el oído (tinnitus); Pérdida auditiva y sensación de presión en el oído.

Es posible que el vértigo provoque problemas con el equilibrio y que lo haga sentir inestable cuando camina. Debido a la sensación de girar, algunas personas sudan, sienten náuseas y tienen vómitos durante un ataque

Diagnóstico del síndrome de Meniere

Un examen del cerebro y el sistema nervioso puede mostrar problemas con la audición, el equilibrio o el movimiento. Especialmente, una audiometría mostrará la pérdida de la audición que se presenta con la enfermedad de Meniere. La audición puede estar cerca de lo normal después de un ataque.

Un examen de estimulación calórica puede revisar los reflejos oculares por medio del calentamiento y enfriamiento del oído interno con agua. Los resultados del examen que no están dentro del rango normal pueden ser un signo de enfermedad de Meniere.

Estos exámenes también se pueden hacer para buscar otras causas de vértigo:

  • Electrococleografía (ECOG)
  • Electronistagmografía(ENG) o videonistagmografía (VNG)
  • Resonancia magnética de la cabeza.

Tratamiento y recomendaciones médicas para el síndrome

No existe cura para la enfermedad de Meniere. Sin embargo, lo que más recomiendan los médicos es seguir en primer lugar una dieta baja en sal ya que la retención de líquido por la sal ocasiona vértigo. También recomiendan consumir mucho líquido, evitar la cafeína, el alcohol y el chocolate. En particular, ya que, al acumularse en el oído interno, ocasiona el vértigo. Cuando el cuidado de la alimentación no resulta efectivo hay que acudir al médico.

Existen diversos fármacos que se indican según las características del paciente. Especialmente diuréticos, Betahistina o antagonistas del calcio y los protectores celulares frente agentes tóxicos locales. Sin embargo, como dos enfermedades de Meniere no son idénticas es recomendable consultar un especialista.

Reducir el estrés es importante para muchos pacientes ya que se cree que el estrés emocional propicia el ataque. Por lo tanto, hacer ejercicio y mantenerse en forma en la medida de lo posible al sufrir mareos es importante para reducir el estrés.

Algunos pacientes encuentran de gran utilidad el uso del dispositivo de presión de Meniett, que es un generador de baja presión portátil del tamaño de un teléfono móvil. El dispositivo transmite las ondas de presión al oído medio a través del tímpano.

Los pacientes suelen mejorar en su mayoría con un tratamiento médico y dietético adecuado. En particular, cuando esto no ocurre se realiza como alternativa un tratamiento con gentamicina intratimpánica. La gentamicina es un antibiótico que se inyecta a través del tímpano, pasa al oído interno y actúa en las células que se encargan del equilibrio. Con este método se ha logrado controlar el vértigo en muchos  pacientes en los que ha fallado el tratamiento médico; para el resto se suele  proceder a realizar una intervención quirúrgica que, según exista o no audición útil, se practica una neurectomia vesticular o una laberintectomía respectivamente.

 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies