Síndrome de Moebius

Este síndrome es considerado una patología neurológica. La misma, puede afectar, subdesarrollar y hasta generar la ausencia de los nervios que controlan los movimientos faciales y oculares. Además, como consecuencia de esto se sufre una parálisis facial y diversas malformaciones musculoesqueléticas.

Este síndrome es congénito, por lo que se presenta desde el nacimiento. No obstante, no es frecuente su padecimiento. Aunque sus causas son desconocidas, se cree que pueden afectar los factores genéticos y teratógenos. Su diagnóstico se puede conocer mediante pruebas complementarias, como lo es la electromiografía facial, los test genéticos o las tomografías computarizadas.

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards

Nervios craneales más afectados

Moebius

 

Esta patología y sus criterios de diagnóstico han generado controversia, ya que se ha confundido con la parálisis facial congénita hereditaria. Sin embargo, este síndrome afecta a los nervios III, V, VIII, IX, XI, XII.

Todos poseemos 12 pares de nervios craneales, que se especializan en funciones motoras y funciones sensoriales. Los más afectados por el síndrome cumplen las siguientes funciones:

Nervio craneal VI:

Este nervio es el ocular externo. Se encarga de controlar al musculo recto lateral. Principalmente, controla la abducción del globo ocular.

Nervio craneal VII:

Controla la función motora y sensorial de toda el área facial.

Esta nos lleva a ver, que lo que más afecta al sufrir esta condición es la debilidad o hasta parálisis facial, que ocurre desde el nacimiento. Las personas no son capaces de sonreír, mover las cejas, hacer gestos, ni tener el control a nivel ocular. Por lo ello, se les dificultan los movimientos hacia atrás y hacia adelante de los mismos.

También, presentan dificultades para leer y seguir el movimiento de objetos. Incluso, no pueden mantener contacto visual y les cuesta cerrar los parpados. Quienes presentan este síndrome suelen presentar inteligencia normal.

Síntomas de Moebius

Como ya se dijo, lo más característico de Moebius es la debilidad o parálisis facial. Sin embargo, sus principales manifestaciones clínicas suelen ser:

Afección total o parcial de la movilidad muscular de la musculatura facial:

Afecta el nervio facial, lo que causa inexpresividad facial.

Afectación total o parcial de la movilidad de los parpados:

Ocasiona ausencia de parpadeo, lo que trae como consecuencia que el ojo se humedezca de manera normal y esto causa úlceras corneales.

Afectación parcial o total de del músculo oculomotor externo:

No se afecta la capacidad visual, pero existe dificultal para el seguimiento oculo lateral.

Hipotonía:

Causa un retraso en la sedestación y deambulación.

Afectación de las funciones troncoecefálicas:

Comúnmente se desarrolla apnea central

Alteración del movimiento de los labios, lengua o paladar:

Causa dificultad de movimiento en las zonas ya mencionadas y puede conducir a la disartria.

Alteraciones a nivel bucal:

Ocurre un mal alineamiento en los dientes y un cierre labial deficiente, lo que causa que la boca se seque con facilidad y favorezca a la aparición de caries.

Respiración deficiente:

Los problemas mandibulares y bucales causan alteración de la ventilación.

Alteración de la marcha:

Puede causar pie equinovaro, lo cual conlleva a trastornos en la adquisición y desarrollo de la marcha.

Tratamiento para el síndrome de Moebius

Moebius

Dado a las alteraciones que produce, se recomienda tratarlo con terapias multidisciplinares, con especialistas en oftalmología, pediatría, neurología y neuropsicología, siendo estos los principales.

Los problemas de las deformidades musculo-esqueléticas se suelen tratar por medio de procedimientos quirúrgicos. Se han dado casos en los que la transferencia de nervios y músculos permiten adquirir la habilidad de mostrar expresiones faciales.

Se recomiendan las terapias ocupacionales, físicas y psicológicas, para favorecer al lenguaje, la coordinación y las habilidades motoras.

En la actualidad, no se ha llegado a un tratamiento efectivo para este síndrome. Sin embargo, es posible tratarlo, pero esto siempre variará dependiendo del paciente.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies