Síndrome de Reye

Nadie nace aprendido, ni muchas veces conocemos en su totalidad las consecuencias de nuestras acciones, hasta que nos toca vivirlas. Por consiguiente tales consecuencias, nos perjudican en mayor proporción cuando repercuten con nuestros hijos y cuando son de tipo salud, mucho más.

Básicamente en este caso, conoceremos un síndrome un poco raro, un síndrome pediátrico que  generalmente es visible en niños de 4 años en adelante y el cual origina daños hepáticos y daños cerebrales súbitos.

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards

Hasta el momento, ¿cree que la definición de esta patología forma parte de nuestro día a día no?,  A continuación le revelaremos porque no es tan usual como se cree.

Síndrome de Reye ¿Un síndrome raro?

Inicialmente el síndrome de Reye, toma la denominación de “raro” porque  se cree que su origen radica esencialmente por la toma de “aspirina” de niños en momentos en los cuales han sufrido de varicela o gripe respectivamente.  Y se conoce que desde hace mucho, que fue prohibido el uso común en niños.

Sintomas del síndrome de Reye

Por tal motivo, las señales que nos muestran que nuestros niños poseen de este raro síndrome. Especialmente vienen dados de forma inicial  por vómito. El cual tiene una duración muy prolongada. Luego este síntoma se complementa con una conducta un poco agresiva. Posteriormente afecta de tal manera al niño, que le es imposible mantenerse despierto y alerta.

Adicionalmente otros de los síntomas son: letargo, pérdida del conocimiento o estado de coma, crisis epilépticas, visión doble,  dificultad para hablar. Además de perdida de la audición, debilidad en extremidades, entre otros.

¿Cómo tratar el síndrome de Reye?

Posteriormente  de conocer este raro síndrome, se nos debe venir a la mente la interrogante ¿y luego qué se debe hacer?, pues luego del diagnostico de esta enfermedad. Principalmente, se debe llevar a cabo un control riguroso a la misma. Especialmente tomando en cuenta que no hay un tratamiento que sea especialmente para esta patología.

Seguidamente, hay que señalar que para lograr tener un poco de control sobre esta enfermedad pediátrica, se debe vigilar. Primeramente la presión intracerebral, gasometría arterial, el equilibrio en el PH de la sangre. En particular el niño deber tener un soporte respiratorio que le permita una buena respiración al encontrarse en un estado de coma. Por último no se debe evitar la administración por vía intravenosa de los componentes que necesite el organismo. También influirá en bienestar del mismo.

Adicionalmente, es importante conocer que gracias a que el  diagnóstico de esta patología se realiza de manera rápida, y el tratamiento es aplicado a cabalidad. Se puede influir en las tasas de supervivencia que existen actualmente. Las cuales indican que siguiendo estos pasos correctamente se han influido en un 80% en la supervivencia de estos niños.

Sin embargo al no  tomar en cuenta ni el diagnóstico ni el tratamiento que conlleva esta enfermedad, muchos son los niños que avanzan con dicho síndrome. Especialmente porque poseen complicaciones cerebrales y hasta suelen presentar discapacidades.

¿Cómo prevenir el síndrome de Reye?

Síndrome de Reye

Seguidamente la prevención de este síndrome debe ser obvia, pero hay que comentarlo de igual manera. No se debe suministrar a ningún infante aspirinas para tratar cualquier gripe, o cualquier malestar general que posea su organismo.

Por esta razón y aunque el mercado farmacéutico posee muchos productos que poseen el componente que posee la aspirina, los denominados: salicilatos. Especialmente estos productos son muy comunes y de venta libre. De tal manera que, no deben ser administrados a los niños. Por lo que, uno de los aspectos a valorar es la consulta con un pediatra. También la recomendación del mismo para tratar ciertas afecciones “especiales”. Todo debe realizarse bajo su estricta vigilancia y no por su elección propia.

Con este texto concluimos, que debemos siempre consultar a un pediatra sobre los medicamentos que pueden ser administrados a nuestros hijos. Recordemos que ellos poseen un organismo en formación, y que no tienen la misma capacidad de asimilar los medicamentos. Como podemos darnos cuenta, muchos de estos medicamentos afectan de manera irreversible la calidad de vida de estos niños. Especialmente sin tener culpa comienzan a sufrir del Síndrome de Reye, el cual vulnera su calidad de vida.

Y aunque siguiendo un control estricto y un tratamiento a cabalidad para tratar esta patología, se puede generar un equilibrio en la calidad de vida de los niños que la posean, de igual forma no se está a salvo de que se generen complicaciones que van desde las cerebrales hasta las que tienen que ver con la movilidad.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies