Síndrome de Stevens Johnson

El síndrome de Stevens Johnson es una reacción alérgica que tiene el cuerpo a algún medicamento. A pesar de que dicho medicamento es para ayudar al organismo, el mismo piensa que es un ataque y responde activando el sistema inmune. Este es el caso más grave del eritema multiforme.

Este síndrome afecta gravemente la epidermis y la dermis. Sin embargo, puede comprometer algunos órganos y funciones vitales del cuerpo.  En algunos casos, la epidermis puede separarse de la dermis haciendo que la piel se caiga al contacto. Indiscutiblemente se presentan fuertes dolores para el enfermo. Además, por las heridas abiertas podría entrar alguna bacteria infectando la piel.

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards

El síndrome de Stevens Johnson es poco común, se presentan de 2 a 6 casos por cada millón de personas al año.

Síntomas del síndrome de Stevens Johnson

De presentar algunos de los síntomas que se mostraran a continuación, debe suspender el tratamiento y preferiblemente buscar ayuda médica. Estos se pueden presentar inmediatamente administrado el medicamento o algunos minutos después:

– Dolor en la piel

Puede ser al rozar con la ropa o al contacto con otros objetos. También se detecta como una sensación de quemazón sin necesidad de existir contacto físico o movimiento.

– Inflamación generalizada

Estas se presentan en el rostro, las manos y la lengua. Con este último hay que tener especial cuidado ya que suele dificultar la respiración y podría causar ahogamientos.

– Pequeñas manchas rojas en la piel

– Quebranto.

Estos fueron los síntomas de advertencia. Suelen aparecer poco tiempo después de recibir el medicamento. Por otra parte, los síntomas más graves y que necesitan urgente intervención médica pueden ser:

– Ampollas en la piel:

Estas suelen ser de color rojo con un líquido transparente.

-Fiebre de más de 39°C.

-Temblores, sudoración y escalofríos.

-Inflamación de los párpados

Esto suelen venir acompañados de un lagrimeo intenso y en el peor de los casos, las pestañas se voltean hacia adentro pudiendo infectar el ojo.

-Dificultad respiratoria ligada a la inflamación de las vías respiratorias y de la lengua.

-Desprendimiento de la piel como si se tratase de servilleta mojada.

Causas del síndrome de Stevens Johnson

Se cree que, en algunos casos, el síndrome de Stevens Johnson puede estar ligado a la genética. Por otro lado, el desorden inmunológico podría ser causado por algunas drogas, medicamentos o algunas infecciones.

El 50% de los casos son idiopáticos (espontáneos o de causa desconocida), en cambio, el otro 50% generalmente es causado por:

– Algún virus, como la varicela, el herpes, la poliomielitis, entre otros.

-Vacunas.

-Algunos medicamentos. (Penicilinas, oxicames, anticonvulsivos, etc.)

-Cambios en las hormonas. Generalmente en el embarazo o durante la menstruación.

-Infecciones bacterianas.

¿Cómo tratar el Síndrome de Stevens Johnson?

Primeramente, los enfermos tienen que tener  ayuda médica. Los tratamientos médicos tienen que ser suspendidos y evaluados para saber qué causó la reacción inmune.

Cuando todo esté bajo control, se mantiene un constante tratamiento endovenoso y por sondas nasogástricas. En algunos casos se requiere enjuagues bucales con solución salina y algunos analgésicos para el dolor.

Lo siguiente sería consultar con algún oftalmólogo, ya que, en consecuencia de los párpados volteados, aparecen carnosidades en los ojos.

De ser un caso grave en donde la piel se ha caído, se suele desbridar la piel. Esto es un tratamiento quirúrgico en donde es removida la piel muerta o que ya no será funcional para permitir el crecimiento de tejidos sanos.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies