Síndrome de Münchhausen

En síndrome de Münchhausen es una enfermedad mental en donde los enfermos actúan y simulan tener alguna enfermedad. Esto podría ser un gran problema, ya que en la mayoría de los casos les hacen perder tiempo y esfuerzo a los confundidos médicos que, al no conseguir un síntoma comprobable, intentar darle un diagnóstico a la “enfermedad”. El síndrome se complica cuando el enfermo llega a hacerse daño para realmente padecer de algo.

Los que tienen Münchhausen puede llegar muy lejos. Podrían simular tener una simple gripe, pero (como se ha visto) pueden asegurar tener cáncer, apendicitis o enfermedades ya erradicadas. Por otra parte, luego de ser operados por alguna razón real, sienten y afirman tener un cuerpo extraño en su organismo. (Puede ser una gasa o un instrumento quirúrgico supuestamente dejado ahí por los médicos).

También te puede interesar: El Síndrome De Edwards

Posibles causas

Münchhausen

Es un poco difícil mencionar las causas reales, ya que solo se pueden conseguir a través de exámenes psiquiátricos. Sin embargo, hay razones en donde la mayoría de los pacientes coinciden, y ellas son:

Búsqueda de atención

Es la principal razón por la cual intentan parecer enfermos. Puede convertirse en algo crónico y cada vez más grave a medida que avanza la enfermedad.

Se sienten a gusto en los hospitales

Por la atención personalizada que los médicos les brindan.

Para evitar labores y trabajos

Aunque sea extraño, este es una de las causas menos comunes. Para ellos, la prioridad es tener estatus de enfermo, pero si con esto viene evitar algunas tareas molestas, mejor.

Falta de atención

Una posibilidad que no se descarta, es que en su infancia no hayan recibido la suficiente atención que se debe. Por ende,  buscan complacerla a través del afecto médico- paciente.

Finalmente, los “enfermos” podrían alterarse o ponerse violentos si ven que los están acorralando para descubrir la verdad. Los médicos, al ver que los síntomas no encajan con algún diagnóstico, tarde o temprano  descartarán el caso.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas son prácticamente iguales en todos los individuos. Ellos aseguran padecer alguna enfermedad  o alguna dolencia, sin embargo, no quieren hacerse exámenes para evitar conseguir un diagnóstico.

Una forma de saber si algún paciente tiene el síndrome de Münchhausen es por el cambio de síntomas. Por ejemplo, sienten una jaqueca terrible, náuseas y dolor en las piernas, pero horas más tarde tienen dolor de cuello, náuseas y sudoración.

A veces, el síndrome puede ser inducido por un familiar, como en el caso de madres con niños pequeños.  Es posible que no se haga con mala intención, sino por la preocupación de ver a sus hijos enfermos. Ellas tienden a inventar o exagerar algunos síntomas para que él sea atendido rápidamente y tenga una mayor atención.

Por otra parte, este síndrome puede ser presentado por niños para evitar ir a la escuela o realizar una actividad que no les agrade. (En este caso sí aplica como una causa).

Tratamiento

Munchausen

De por sí diagnosticar a un paciente con esta enfermedad es difícil, pero su tratamiento lo es aún más. Comenzando porque tienden a cambiar de síntomas y hospitales para nunca ser detenidos. (Este inteligente comportamiento de ellos refuerza su conducta).

Lo ideal sería que el paciente aceptara que realmente no tiene ninguna enfermedad. Esto para empezar, sería un gran avance para tratarlo. Finalmente, lo más recomendable sería brindarle ayuda psicológica y psiquiátrica.

El síndrome de Münchhausen es más una enfermedad psicológica que física, pero a través de él, se puede llegar a hacer un gran daño por alguna de las razones que acá mostramos. Lo importante es nunca enfrentarlo y buscarle ayuda psicológica lo más pronto posible.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies